Tres ventajas de tener un vehículo eléctrico

¡Descubre algunas de las ventajas de un vehículo eléctrico!

El mundo se está volviendo eléctrico y Blink Charging está aquí para hacerlo realidad. Estamos ayudando a los conductores en la transición de vehículos de motor de combustión interna a vehículos eléctricos. El cambio de vehículos de motor de combustión interna a vehículos eléctricos puede ser intimidante, pero es fácil una vez que conoces los conceptos básicos. Con eso en mente, aquí hay tres ventajas de un vehículo eléctrico: ¡menos mantenimiento, mejor rendimiento y más silencio en el camino!

1. Un vehículo eléctrico requiere menos mantenimiento continuo

Una de las ventajas de un vehículo eléctrico es que requiere menos mantenimiento que sus primos de motor de combustión interna, o de gasolina. Esto se debe a que tienen menos partes móviles y menos fluidos. Tanto como 70% de los componentes de un vehículo eléctrico pueden ser diferentes a los de un vehículo de motor de combustión interna, según CALSTART, una organización con sede en California enfocada en el transporte limpio. Puedes tener una mejor idea de la diferencia simplemente enumerando los componentes principales de la transmisión para ambos tipos de vehículos.

Con los vehículos de motor de combustión interna tienes: 

  • Arrancador
  • Tanque de gas
  • Inyectores de combustible
  • La válvula de mariposa
  • Pistones y Cilindros
  • Convirtador catalítico
  • Sistema de escape
  • Bomba de agua
  • Bomba de combustible
  • Bomba de aceite

Junto con todas las piezas móviles que pueden romperse fácilmente, muchos de estos componentes también tienen filtros que deben ser reemplazados periódicamente. Dependiendo del tipo de motor utilizado en el vehículo, también puede haber ventiladores y correas que se desgasten y necesiten reemplazo regular. 

Los vehículos eléctricos tienen: 

  • Cargador a bordo
  • Batería
  • Motores
  • Sistema de refrigeración

Y eso es todo. 

Aparte del líquido en el sistema de refrigeración, que necesita que su refrigerante sea reemplazado una vez cada cinco años, los vehículos eléctricos no tienen muchos fluidos o partes móviles. No hay cambios de aceite regulares, ni filtros de aceite, ni inyectores de combustible que puedan obstruirse. 

Eso no quiere decir que no haya mantenimiento en absoluto. Los fabricantes de vehículos eléctricos aún recomiendan que traigas tu vehículo para una inspección anual. El mantenimiento regular de los vehículos eléctricos incluye rotación de llantas, cambio del filtro de aire de la cabina y reemplazo del líquido de frenos cada dos años. 

La mayor parte del mantenimiento de un vehículo eléctrico es una inspección para asegurarse de que todo esté en orden. Además de rotar las llantas y rellenar el líquido del lavaparabrisas, todo el resto del mantenimiento importante se realiza a intervalos poco frecuentes, lo que te permite ahorrar tiempo y dinero en el taller mecánico.

Cargadores residenciales de vehículos eléctricos

 

2. Un vehículo eléctrico tiene alto rendimiento

Otra de las ventajas de un vehículo eléctrico es respecto al rendimiento. Es que, cuando se trata del rendimiento del vehículo, obtienes más por tu dinero cuando se trata de conducir un vehículo eléctrico.

Esto se debe a que un mayor porcentaje de la potencia que genera el motor se destina a la conducción del vehículo. Esto es especialmente notable durante la aceleración. A menos que estés conduciendo un automóvil de motor de combustión interna de ultra alto rendimiento, hay un ligero retraso entre el momento que pises el acelerador y cuando el automóvil realmente acelere. Eso es porque el combustible líquido debe serencendido y quemado dentro del motor antes de que su energía sea liberada a las ruedas. El proceso ocurre rápidamente, pero aún así se pierde potencia de aceleración potencial durante el proceso de inyección de combustible. 

En un vehículo eléctrico, la aceleración es instantánea. Presionas el acelerador y el auto acelera. Inmediatamente. Esto es porque, a diferencia de un vehículo de motor de combustión interna, la potencia en un vehículo eléctrico se aplica directamente a las ruedas. Un vehículo eléctrico tampoco tiene que acelerar por marchas. Los vehículos eléctricos esencialmente tienen una sola marcha. 

EV: Mejor rendimiento y eficiencia energética

Un sistema de accionamiento eléctrico sólo tiene alrededor de un 15-20% de pérdida de energía en comparación con el 64-75% de la energía perdida en un vehículo de motor de combustión interna. Como señala el Departamento de Energía de EEUU, el 68-72% del consumo de energía de un vehículo a gasolina se pierde en el motor, lo que incluye energía térmica (calor del radiador y del escape), combustión, bombeo y fricción.

¡Los vehículos eléctricos solo tienen una batería, ningún motor que pueda arrojar energía! Una de las grandes ventajas de un vehículo eléctrico. Es que, se pierde tanta energía en un vehículo de motor de combustión interna que solo el 16-25% de la energía se usa para mover las ruedas.

Los vehículos eléctricos, por otro lado, usan el 65-69% de la energía total para mover las ruedas. Luego, gracias al frenado regenerativo, el 22% de la energía se recaptura, se devuelve a la batería y luego se usa una segunda vez para impulsar las ruedas.

En otras palabras, los vehículos eléctricos son «60-73% eficientes, según el ciclo de manejo» y el frenado regenerativo puede aumentar la eficiencia total al 77-100%. 

Si bien todos los vehículos “pierden” energía cuando un conductor usa los calentadores, faros y otros sistemas, los vehículos eléctricos son, con mucho, la opción más eficiente.

Leer: Mitos y verdades sobre los vehículos eléctricos.

3. Un vehículo eléctrico es silencioso 

Otra de las ventajas de un vehículo eléctrico es no hacer ruido. ¿Recuerdas cómo les gusta hablar en los anuncios de vehículos de motor de combustión acerca de que la cabina del vehículo está diseñada para brindarte un viaje más silencioso? Bueno, los vehículos eléctricos lo hacen automáticamente. 

Sin un motor de combustión interna, el único sonido que hace un vehículo es el sonido de las llantas rodando en la carretera (y cualquier música que provenga de tu estéreo). De hecho, los vehículos eléctricos son tan silenciosos que actualmente, en algunos países se está considerando que tengan sonidos artificiales cuando circulan a baja velocidad para aumentar la seguridad de los peatones. Incluso puedes elegir cuál sonido hace tu vehículo eléctrico.

Esto, no es algo que puedas hacer en un vehículo de motor de combustión interna. Si te gusta que tu viaje sea tan silencioso que podrías escuchar una bujía caer en el camino, apreciarás la atmósfera de manejo que brinda un vehículo eléctrico. 

ventajas de un vehículo eléctrico

Otras ventajas de un vehículo eléctrico

Por supuesto, el mantenimiento de un vehículo eléctrico es más económico, lo que le brinda aún más ventajas. Además, de cómo un EV te ahorra dinero en costos de combustible, ahorros a largo plazo para la posesión del vehículo, los numerosos incentivos de compra y los créditos fiscales para vehículos eléctricoso sostenibilidad ambiental. 

Leer más sobre: incentivos y ventajas de un vehículo eléctrico en América Latina.

Cuando se trata de tener un coche, un vehículo eléctrico tiene todas las ventajas. Con un vehículo eléctrico, ya no tienes que hacer una visita semanal a la gasolinera, solo . solo tienes que cargar en casa con tu estación de carga residencial de nivel 2. La única forma de disfrutar plenamente de las numerosas ventajas de  un vehículo eléctrico es unirte a la revolución del EV.

Te estaremos esperando cuando lo hagas. 

¡El futuro es eléctrico!

Sigue leyendo sobre más motivos y ventajas de un vehículo eléctrico.

Le recomendamos leer:
Volver al BLOG

Comparta en Redes Sociales