Optimización de flotas: prolonga su vida útil con vehículos eléctricos

Con la optimización de flotas, se reducen costos y se avanza hacia la innovación sostenible.

Cuando se considera la adopción de vehículos eléctricos en una flota comercial o gubernamental, es natural que los propietarios y gerentes se pregunten sobre el costo asociado con la electrificación. Después de todo, la optimización de una flota implica prolongar la vida útil de los vehículos mediante un mantenimiento regular y un uso eficiente. 

Todos los vehículos, ya sean de transmisión convencional o eléctrica, requieren mantenimiento y reparaciones en sus numerosas piezas móviles. Sin embargo, los estudios indican que los costos asociados con los vehículos eléctricos pueden reducirse hasta en un 50%, principalmente porque el EV tiene menos piezas móviles que puedan averiarse. 

A lo largo de este artículo, exploraremos en detalle cómo los vehículos eléctricos contribuyen a optimizar y prolongar la vida de una flota. 

La vida útil de un vehículo de flota 

blink flotas electricas 3 - Blink Charging

Los vehículos de flota se enfrentan a desafíos únicos debido al aumento del kilometraje en comparación con los vehículos de uso privado. Mientras que un vehículo de uso privado recorre entre 16,000 y 24,000 kilómetros al año, un vehículo de flota puede recorrer entre 32,000 a 48,000 kilómetros anuales, lo que reduce su vida útil.  

La vida útil del vehículo es una de las áreas en las que los vehículos eléctricos destacan en comparación con los vehículos de motor de combustión interna. Los vehículos eléctricos tienen menos piezas móviles susceptibles a desgastarse y averiarse. Esto significa que hay menos posibilidades de que un componente falle y que se requieran costosas reparaciones y tiempo en el taller. 

En Estados Unidos, según el Departamento de Transporte y Oficina de Estadísticas de Transporte, (US Department of Transportations Bureau of Transport Statistic), la edad promedio de un vehículo  es de 12,7 años. Por otro lado, la empresa de gestión de flotas de vehículos Zeeba afirma que la vida promedio de un vehículo de flota es de sólo 3-5 años, dependiendo del fabricante y el modelo.

Esta disminución en la vida útil se debe a varios factores, como el alto kilometraje, el deseo de los propietarios de flotas de mantener el valor de reventa de los vehículos, costos de mantenimiento, la pérdida de ingresos por tiempo de inactividad de los vehículos, el vencimiento de las garantías y la obsolescencia tecnológica. 

 

Durabilidad de las baterías en vehículos eléctricos 

Cuánto dura la batería de un vehículo eléctrico

Al abordar la durabilidad de las baterías en vehículos eléctricos, es importante destacar las percepciones comunes sobre la vida útil de las baterías. Muchas personas están familiarizadas con la corta duración de las baterías de iones de litio en dispositivos como smartphones, que suelen durar de 2 a 3 años, o con las baterías convencionales de plomo-ácido en vehículos de combustión interna, que tienen una vida útil de 3 a 5 años. 

Por lo que es comprensible, que exista el mito de que al conducir un un vehículo eléctrico también será necesario reemplazar la batería, cada pocos años, que es uno de los componentes más costosos.

Sin embargo, según Kelley Blue Book, las baterías de los coches eléctricos pueden durar entre 15 y 20 años, lo que significa que a menudo superan la vida útil del propio vehículo. Esta longevidad de las baterías de los EVs representa un beneficio significativo en términos de costos de mantenimiento a largo plazo y confirma la viabilidad y durabilidad de la tecnología de vehículos eléctricos en el contexto de las flotas empresariales. 

Leer más sobre mitos y verdades de los vehículos eléctricos. 

¿Por qué duran más las baterías de los vehículos eléctricos?  

Todo se reduce a la tecnología. Los coches de gasolina suelen utilizar una batería de plomo-ácido, que recibe una carga limitada del alternador del vehículo, mientras que los EVs emplean una batería de iones de litio, que no necesita alternador.  

Las celdas de las baterías de iones de litio son más pequeñas y tienen una mayor densidad en comparación con las baterías de plomo-ácido, lo que permite a los fabricantes aumentar la capacidad de la batería sin incrementar su tamaño total. 

Como los EVs reducen emisiones de CO2

EnergySage señala que «es habitual utilizar el 85% o más de la capacidad total de una batería de iones de litio en un solo ciclo, mientras que las baterías de plomo-ácido no deben descargarse más allá del 50% aproximadamente». Esto significa que las baterías de iones de litio pueden descargar más energía en un solo ciclo, lo que se traduce en una menor frecuencia de recarga y, por ende, una mayor duración. EnergySage también señala que las baterías de iones de litio tienen una eficiencia del 95% o más, mientras que una batería de plomo-ácido sólo tiene una eficiencia del 80-85%. 

Clean Energy Reviews señala que «las baterías de litio (LFP) están diseñadas para descargarse hasta el 90% de su capacidad total, mientras que las baterías tradicionales de plomo-ácido no suelen descargarse más del 30-40% al día».  

Esta mayor eficiencia y profundidad de descarga permiten que las baterías de iones de litio de un vehículo eléctrico retengan la energía durante más tiempo, lo que reduce la cantidad de ciclos de carga anuales necesarios en comparación con un vehículo de combustión interna equivalente. Esta diferencia tecnológica es clave para comprender por qué las baterías de los vehículos eléctricos tienen una vida útil más prolongada. 

¿Cuánto cuesta el mantenimiento de las baterías de los vehículos eléctricos? 

costo mantenimiento de un coche electrico

La evolución tecnológica de baterías ha contribuido a la reducción del precio de las baterías de iones de litio. Por ejemplo en Estados Unidos, uno de los países líderes en la adopción de vehículos electricos, las baterías de los EVs están respaldadas por una garantía de ocho años o 160.000 km, lo que ocurra primero. Algunas garantías incluso se extienden por períodos de tiempo o distancias mayores. 

La batería de un vehículo eléctrico representa aproximadamente entre el 30 y el 40% del costo total del vehículo nuevo, por lo que, dependiendo el país y modelo del auto, el costo de una batería de repuesto puede oscilar entre los 4,000 y 20,000 dólares. 

Si bien, las baterías de los autos eléctricos tienden a degradarse con el tiempo, lo que afecta su capacidad de carga, muchas garantías de baterías de vehículos eléctricos cubren el reemplazo si la capacidad cae por debajo de un nivel determinado durante el período de cobertura. Además, es poco probable que una batería de un EV falle por completo. 

Dado que el mercado moderno de los vehículos eléctricos tiene menos de 15 años, los datos sobre la vida útil de los EVs actuales son limitados en comparación con los vehículos con motor de combustión interna. Sin embargo, la investigación y el desarrollo continúan, y es posible que pronto se puedan reciclar baterías usadas de vehículos eléctricos para un sistema de almacenamiento de energía en batería, lo que permitiría ahorrar aún más dinero.  

A medida que el mercado de vehículos eléctricos sigue evolucionando y creciendo a nivel global, incluyendo a América Latina, se espera que los costos de mantenimiento y reemplazo de las baterías continúen disminuyendo.  

Selección de los cargadores adecuados para su flota de vehículos eléctricos 

Una vez que se ha realizado la transición de la flota a vehículos eléctricos, es crucial seleccionar los cargadores adecuados para mantenerlos siempre listos y operativos. El equipo de suministro de vehículos eléctricos (EVSE, por sus siglas en inglés) desempeña un papel fundamental en la eficiencia y la conveniencia de la carga de una flota, tanto empresarial, como gubernamental. 

  • Aunque todas las flotas son diferentes, una combinación de cargadores de nivel 2 y cargadores rápidos de corriente continua (DCFC) será suficiente para cargar la mayoría de las flotas ligeras o medianas.
  • La cantidad específica de cargadores dependerá de factores como el tamaño de la flota, la distancia recorrida por ruta y el tiempo de inactividad entre viajes. 

Los cargadores de nivel 2, como la estación de carga comercial de nivel 2 MQ 200, están diseñados para flotas y ubicaciones de unidades múltiples con una salida de 50 amperios. Junto con Blink Network, una sólida herramienta de administración para máxima visibilidad y control en tiempo real, se brindan soluciones de carga de vehículos eléctricos para implementaciones de cargadores a gran escala. 

cargadores para flotas de vehículos eléctricos

Por otro lado, las estaciones de carga rápida de corriente continua (DCFC), como la 60-360kW DC de Blink ofrecen una carga mucho más rápida y pueden cargar un EV en menos de una hora. Sin embargo, es importante tener en cuenta que estas estaciones de carga rápida (DCFC) requieren una inversión significativamente mayor. 

Por lo tanto, se recomienda generalmente instalar cargadores de nivel 2 para gestionar la mayor parte de la carga diaria o nocturna mientras los vehículos están estacionados. Además, tener unas cuantas estaciones de carga rápida DCFC disponibles puede ser beneficioso para situaciones en las que se requiera una carga más rápida durante el día o en casos de emergencia. 

Descubrir más sobre niveles de carga y conectores. 

Nuestra herramienta para flotas eléctricas: Blink Fleet Management

Al instalar estaciones de carga EV de Blink, estas se incluyen a nuestra Blink Network. Esta herramienta en la nube proporciona acceso a Blink Fleet Management, donde puede gestionar y realizar un seguimiento de todos sus vehículos, administrar el uso de energía,  horarios de carga y programar la carga para aprovechar tarifas eléctricas fuera de horas pico.  

Además, al utilizar Blink Network  se tiene acceso a informes medioambientales detallados que resumen las reducciones de CO2, barriles de petróleo ahorrados, galones de combustible ahorrados y ahorros económicos en combustible anuales. 

Conclusión 

Los vehículos eléctricos de flota no solo son más económicos en cuanto a combustible, sino que también requieren un mantenimiento reducido en comparación con sus equivalentes de motor de combustión interna. Esto, se traduce en costos de mantenimiento más bajos y una vida útil prolongada para los vehículos, lo que permite a los gestores de flotas optimizar sus recursos.  

¿Estás listo para comenzar la optimización de tu flota? Blink te guía en el proceso de electrificación de tu flota.

 Haz clic aquí para empezar hoy mismo. 

 

¡Síguenos en nuestras redes sociales!

 

IMAGENES NOTA 06 - Blink Charging IMAGENES NOTA 05 - Blink Charging IMAGENES NOTA 04 - Blink Charging

 

Volver al BLOG

Comparta en Redes Sociales