Normas de etiqueta al cargar un EV: qué hacer y que no

Con el crecimiento de la infraestructura de carga para vehículos eléctricos (EV) en las ciudades de América Latina, surge la necesidad de irnos familiarizando con normas de etiqueta al recargar en estaciones públicas.

Este aprendizaje no solo contribuye a nuestra propia educación, sino que también tiene un impacto positivo en la conducta de los demás usuarios, tanto en los conductores ya experimentados en la movilidad eléctrica, como en aquellos que están considerando dar el salto hacia un futuro más sostenible. 

La importancia de seguir normas de etiqueta al cargar un EV radica en la promoción de la igualdad, operaciones eficientes y experiencias positivas para todos los conductores de EVs.

Normas de etiqueta al cargar un EV

Estas normas, inspiradas en prácticas de países avanzados en movilidad eléctrica, buscan ser una guía informativa y educativa, destacando la importancia de la responsabilidad individual para construir un ecosistema de movilidad eléctrica beneficioso para todos.

10 normas de etiqueta

 

1. Planificar anticipadamente: elegir el cargador EV adecuado. 

Antes de dirigirte a la estación de carga, es fundamental conocer las especificaciones de tu vehículo eléctrico. Asegúrate de entender si tu coche tiene capacidad para carga rápida de corriente continua (DC) o solo corriente alterna (AC) y familiarízate con la ubicación del puerto de carga. Este simple conocimiento puede ahorrarte tiempo y complicaciones.  

Es probable que, para los trayectos cotidianos y locales, puedas ubicar fácilmente las estaciones de carga y el número de puertos disponibles. En viajes desconocidos, planifica con antelación utilizando el sistema de navegación de tu vehículo o aplicaciones de redes de recarga, como la App Móvil de Blink donde se encuentran las ubicaciones de los cargadores Blink en todo el mundo. 

Cuando tengas varias opciones de carga, selecciona la velocidad adecuada para tu batería, evitando cargadores innecesariamente rápidos para tu capacidad. 

2. Igualdad en la recarga: todos los vehículos eléctricos son bienvenidos.

En la comunidad de conductores de vehículos eléctricos, es crucial reconocer que todos los modelos, ya sean híbridos enchufables (PHEV) o con diferentes capacidades de batería, tienen igual derecho a utilizar los cargadores públicos. A la hora de elegir entre cargadores de corriente continua de alta o baja potencia, utiliza tu discreción, priorizando la eficiencia según las necesidades específicas de tu vehículo. 

3. Carga responsable: no estacionarse, solo recargar.

Al utilizar una estación de carga pública, es fundamental practicar la carga responsable. Estaciona tu auto únicamente cuando necesites recargar tu EV y ocupa solo un espacio de carga. Asegúrate de ubicarte dentro de los límites del espacio, para permitir que otros conductores también accedan a la electrolinera, especialmente si el punto de carga cuenta con múltiples puertos o cargadores adyacentes.  

Además, al llegar a una estación de recarga, verifica y estaciona tu vehículo del lado correcto donde está ubicado el enchufe. Este simple acto puede evitar inconvenientes, como pasar el cable sobre otros autos, y agilizar el proceso de carga. Esta atención al detalle no solo optimiza la eficiencia de la carga, sino que también contribuye a una experiencia armoniosa para todos los conductores eléctricos. 

Descubrir más sobre conectores y niveles de carga EV.

Reglas de etiqueta al cargar un vehículo eléctrico

4. Respeto a la fila: no brincarse el turno en las estaciones de carga EV.

Al llegar a una electrolinera y encontrarte con una fila o todos los espacios ocupados, es importante esperar tu turno de manera ordenada. Antes de conectar tu vehículo, realiza una breve verificación del entorno para asegurarte de no adelantarte accidentalmente a otros conductores de vehículos eléctricos que estén esperando.

Si tienes dudas, pregunta a otros conductores de vehículos eléctricos acerca de la ubicación de la fila. Si existe una fila clara, respétala.  

Nunca desconectes el vehículo de otro conductor sin su consentimiento, incluso si la carga parece haber concluido. El respeto, la cooperación y la comunicación son clave para mantener un flujo ordenado en las estaciones de carga.

5. Gestión del tiempo de carga: respeta límites y favorece la rotación.

Al utilizar una estación de carga, respeta los límites de tiempo establecidos para evitar inconvenientes a otros usuarios. Si una señal indica un límite de tiempo, acátalo para mantener una rotación efectiva en la estación. Si tu vehículo requiere más tiempo de recarga, busca estaciones con límites más flexibles. 

Aunque las estaciones permiten dejar el vehículo cargando, regresa antes de que la carga se detenga y el tiempo de estacionamiento expire. Evita dejar el vehículo cargando innecesariamente, ya que las estaciones no deben ser utilizadas como estacionamiento prolongado. También evita depender de que otros te desconecten. 

Contribuir a una rotación eficiente y respetar los límites de tiempo mejora la experiencia de carga para todos los usuarios.   Consejos, normas de etiqueta al cargar un EV

6. Control total: monitorear la carga a través de tu teléfono.

Mientras se recarga el vehículo y estás lejos, ya sea adentro del restaurante, del hotel o centro comercial, utiliza aplicaciones para teléfonos inteligentes para monitorear en tiempo real el progreso de la carga de tu EV. Estas aplicaciones, como la App Móvil de Blink proporcionan información sobre si tu coche eléctrico está listo para funcionar o si requiere más tiempo de recarga. Mantente informado y aprovecha la conveniencia de gestionar la carga desde tu teléfono. 

7. Desconexión inmediata: libera la electrolinera después de completar la carga. 

Una vez finalizada la carga, desconecta tu vehículo de inmediato para liberar el espacio y permitir que otros conductores accedan. Recuerda que hay lugares donde se multan los usuarios que no desconectan los vehículos a tiempo.

Al finalizar la recarga, recoloca el conector en la electrolinera al concluir la carga. Aunque los conectores de carga de los vehículos eléctricos son robustos, es importante tratarlos con cuidado, así que siempre cuélgalos en su puerto al finalizar.

Esta práctica no solo preserva la durabilidad del equipo, sino que también facilita el acceso al siguiente conductor cuando esté listo para carga.

Reglas de etiqueta al cargar un EV

8. Seguridad en la carga: no manipular el equipo y seguir instrucciones.

Al utilizar una estación de carga, es esencial ser considerado con otros conductores y, al mismo tiempo, ser respetuoso y cuidadoso durante el proceso de carga, como seguir las instrucciones proporcionadas y no manipular el equipo de carga de manera indebida. Asegurarse de respetar  las indicaciones de seguridad para garantizar una carga segura tanto para tu vehículo eléctrico como para el entorno circundante.  

Manipular incorrectamente los equipos de carga puede poner en peligro la integridad de la estación y comprometer la seguridad de todos los usuarios. Siguiendo las normas de seguridad, se contribuye a un ambiente de carga confiable y sin riesgos para todos. 

9. Usuario consciente: reportar anomalías de las estaciones de carga.

Si identificas algún problema con la estación de carga EV, informa a la compañía o entidad responsable para resolverlo y mejorar la experiencia para todos. Mantén el cuidado de las estaciones, cables y enchufes, notificando cualquier daño al proveedor de servicios y asegurándote de que los cables estén bien guardados.  

Tu contribución garantiza un uso óptimo de las instalaciones y ayuda a mantener un entorno eficiente y seguro para todos los usuarios. 

En caso de encontrar alguna anomalía de las estaciones de carga de Blink por favor repórtalo al teléfono de llamado sin costo:  +52 800 266 0246 o directamente en la app móvil de Blink. 

Actitud positiva: normas de etiqueta al cargar un EV

10. Actitud positiva: agradece al comercio local y comparte tu experiencia.

Después de cargar tu vehículo eléctrico en una estación pública, muestra tu agradecimiento al comercio local que brinda este servicio y comparte tu experiencia positiva con otros conductores de vehículos eléctricos.  

Contribuir con comentarios positivos no solo beneficia a la comunidad EV, sino que también fomenta el interés de otros comercios e instituciones en incorporar estaciones de carga para EV, impulsando el crecimiento de la movilidad eléctrica. 

Conclusión: 

Es esencial que en nuestras ciudades latinoamericanas tomemos en serio estas pautas para garantizar un entorno armonioso tanto para los conductores de vehículos eléctricos como para la comunidad en general. Al cultivar un respeto colectivo hacia estas normas o reglas de etiqueta al cargar un EV, estamos construyendo a un futuro más sostenible para todos los que  comparten y se benefician de la movilidad eléctrica. 

Comparte este artículo con otros conductores de vehículos eléctricos y ayúdanos a difundir las normas de etiqueta para una movilidad más sostenible.

¡Sigamos construyendo juntos un futuro de carga eficiente y respetuosa con el medio ambiente!

 

Síguenos en las redes sociales:

 

IMAGENES NOTA 06 - Blink Charging IMAGENES NOTA 05 - Blink Charging IMAGENES NOTA 04 - Blink Charging

 

Volver al BLOG

Comparta en Redes Sociales